Tres errores que no debes cometer a la hora de vestir un traje


Aunque sobre gustos no hay nada escrito, las reglas están para saltárselas y cada zona tiene sus peculiaridades, hay ciertas normas básicas en el vestir que se descuidan a menudo. A continuación Goviani te muestra tres errores que jamás debes cometer:

– Pantalones demasiado largos: el largo del pantalón por detrás debe llegar al tacón del zapato sin cubrirlo y así evitar que el pantalón descanse por delante sobre el empeine creando un pliegue sobre el zapato.

– Mangas demasiado largas: las mangas de las camisas deben sobresalir de las chaquetas entre 0.5 y 1.5 centímetros. Cualquier camisa con las mangas más largas, creará un efecto extraño y llamativo. Más cortas, no se verán.

– Corbatas demasiado largas: las corbatas, sean de sport o vestidas, de seda, lana o algodón, de rayas, lunares o colores sólidos, deben siempre tener un largo «oficial» por encima del pantalón o el cinturón, quedando en torno a 1 centímetro más arriba.

Estos tres errores pueden parecer muy básicos pero nunca viene mal refrescarlos. Si a tus trajes les pasa esto y quieres comprarte uno ven a Goviani, donde comprarás el traje que mejor se adapte a ti para que vistas a la perfección, de todos modos, te dejamos con muchas más claves que te ayudarán a escoger con mayor facilidad.

 

 

Algunas claves para poder elegir el traje perfecto para ti

 

– Medidas: Es de vital importancia conocer cualquier son nuestras medidas, para poder escoger el traje que mejor nos quede. Si lo encargamos a medida no importa demasiado, ya que en los propios establecimientos se encargarán de medir nuestra silueta, minimizando la posibilidad de que se pueda producir cualquier tipo de error de diseño.

Un traje no es más que una inversión que estamos haciendo en nuestro estilo personal y estética, por lo que no nos podemos contentar con cualquier cosa.

– Ajuste: Por otra parte, es muy importante que el traje quede bien ajustado, pero no tirante. En el momento en el que vayamos a cerrar los botones, no puede ni faltar ni sobrar tela. Tampoco puede bailar a la altura de la cintura. Por otra parte, la zona trasera de la chaqueta es más versátil: puede estar más abierta, logrando un estilo más moderno, así como incentivando la comodidad al poder acceder libremente a los bolsillos del pantalón o bien ser cerrada, logrando potenciar la elegancia, pero siendo menos versátil en cualquier caso.

– Color: Elegir el color del traje es más complicado de lo que parece. Será muy importante considerar aquellas situaciones en las que nos lo vamos a poner.

Por ejemplo, si vamos a comprar el traje para usarlo en un trabajo de oficina, el color más idóneo es el azul marino. Si es para un evento especial en el que se necesite de una cierta distinción, o bien apostamos por el negro, o bien para un marino.

Si es para utilizarlo en meses calurosos, las tendencias nos recomiendan los trajes marrones o los “caquis”.

Con estos consejos sencillos podrás hacerte con el traje que mejor se adapte a cada situación.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This